Ser freelancer ¿El trabajo del futuro?


Beautiful graphic designer in casualwear sitting in front of computer and wrapped up in promising project, white wall decorated with flowers and abstract painting on background

Por Irlanda Sivira

La comunidad freelancer en Latinoamérica y el mundo incrementa año tras año, encontrando en esta forma de trabajo una manera única de generar ingresos y explotar habilidades adquiridas mediante estudios académicos o experiencia laboral previa. En mi caso, soy freelancer desde el 2017 (que no es mucho en comparación con personas que llevan casi 10 años trabajando de esto) y he sido testigo cómo ha evolucionado y crecido el mercado en este corto periodo de tiempo.

Un freelancer o trabajador independiente es una persona que realiza trabajos en diferentes campos para clientes que pueden o no estar en el mismo país. Según dos plataformas muy conocidas en este mundo Workana.com y Freelancer.com la mayoría de los freelancers se encuentran en las áreas de tecnología, desarrollo web, marketing, asistentencia administrativa, transcripción y traducción.

Pero ¿a qué se de debe que todo los años la cifra de freelancers se incremente? La respuesta va de la mano con el creciente número de startups o pequeñas empresas. Muchas de estas compañías no cuentan con el capital necesario o no requieren  un trabajador a tiempo completo en todas las áreas de la compañía, entonces acuden a plataformas como las anteriormente mencionadas, entre muchas otras, con el fin de satisfacer necesidades puntuales y al mismo tiempo ahorrarse los gastos que implica tener un trabajador fijo y con relación de dependencia en la empresa.

En este sentido, la contribución de la comunidad freelancer al desarrollo de estas empresas es importante, tanto así que hay casos de grandes consultoras en el área de tecnología y marketing cuyo equipo de trabajo en algunos casos es 100% remoto. Esto a su vez es una gran ventaja, ya que, permite a la empresa ahorrar en equipo y mobiliario, aunque en contraparte en la mayoría de las ocasiones al contratar por hora o proyectos a las personas, pagan salarios más altos que la industria local, especialmente en países golpeados por la economía donde el euro, dólar y la libra esterlina (las monedas más frecuentemente usadas para cancelar servicios freelancers), valen más que la local.

Ahora bien, ¿el trabajo freelancer reemplazará al trabajo tradicional en  áreas como el marketing, tecnología y finanzas? Hay opiniones encontradas al respecto. Varios expertos afirman que con el avance de la tecnología, y de la mano de la generación Z (quienes toda su vida han vivido rodeados de equipos electrónicos, internet y redes sociales), cada vez será más común encontrar personas dispuestas y con las habilidades necesarias para enfrentar este nuevo modo de hacer las cosas, y a eso apuestan las empresas de tecnología, finanzas y marketing.

En contraparte, el ex-CEO de Upwork, Stephane Kasrie, dijo en un artículo para Fast Company en el 2017, que si bien más de 53 millones de personas en Estados Unidos (lo que representaba para el momento el 36% de la fuerza de trabajo en el país), eran freelancers, la sociedad estadounidense y el mundo en general no estaba preparado para un cambio tan drástico en la manera de hacer las cosas, tanto para el trabajador, que pasa a llamarse “solopreneur” y ya no dependiente de una empresa, como para el consumidor de sus servicios, quien contrata a alguien particular y no a una empresa en general.

Sthephane recalca que si bien, el trabajo freelancer tiene muchas ventajas tales como mayores ingresos, flexibilidad horaria, decidir el tipo de trabajo que quieres o no realizar, también requiere de disciplina, ya que, la mayor parte del tiempo no tienes a alguien supervisando; Inteligencia emocional (el no compartir directamente con personas con las que trabajan  puede afectar); Manejo de tiempo (no aceptar más trabajo del que se puede entregar); Y sobre todo un excelente manejo de los ingresos, ya que en la mayoría de los casos los freelancers no tienen clientes a largo plazo, por lo que un mes te puede ir de manera excepcional y otro no tanto, pero en ambas ocasiones debes poder cubrir gastos asociados a tu trabajo y vida personal.

Entonces, ¿qué es lo que lleva a millones de personas cada año a convertirse en freelancers si hay tantas desventajas y no se considera totalmente como el trabajo del futuro? Además de lo anteriormente abordado, relacionado con el poder adquisitivo, otro factor es la falta de oportunidades  de desarrollo que tienen muchos jóvenes en el área en que se especializan, y eso es punto a favor de las plataformas freelancers, hay casos en que una persona sin experiencia o recién graduada que demuestra tener las habilidades que se requieren para realizar un trabajo puede aplicar y conseguir proyectos online que quizás en una empresa tradicional no la hubiesen considerado por esa falta de experiencia previa. 

Las plataformas freelancer brindan oportunidades de desarrollo profesional a muchas personas, y en la actualidad se posicionan como una opción muy atractiva si se quiere ganar experiencia en un campo, o por el contrario una escuela por excelencia si se quiere aprender de otra área no relacionada con los estudios académicos pero para la que se ha formado.

Incluso hay empresas quienes luego de contratar a un freelancer para un trabajo específico, le dan la oportunidad de formar parte de la plantilla fija de la compañía (como me pasó a mi en Global66.com con quienes empecé trabajando en enero del 2019 como freelancer desde Argentina ellos teniendo sede central en Chile y en febrero de este año me ofrecieron un contrato a largo plazo ),  y en otras ocasiones, personas que solo tuvieron experiencia siendo freelancer logran conseguir puestos senior en compañías especializadas en su área de trabajo. Por lo que los espacios de trabajo freelancer también pueden ser considerados como un trampolín para escalar y encontrar trabajos en empresas formales y consolidadas.

El tema del trabajo freelancer, incluso el trabajo remoto es bastante controversial tanto para quien decide adoptarlo como su principal forma de ingresos como para quienes contratan los servicios de estos profesionales, debido a las ventajas y desventajas que tiene; quizás no vaya a reemplazar a corto plazo al trabajo tradicional, pero lo que sí es seguro es que es un mercado que se encuentra en un crecimiento constante y que dentro de la comunidad freelancer hay excelentes profesionales y empresas increíbles que brindan oportunidades únicas a las que vale la pena postular.

Sólo el tiempo nos dirá cuál será el futuro de los freelancers y el trabajo remoto.

Para concluir y no dejar de mencionar nuestro servicio: Si eres una empresa que tiene un equipo de trabajo remoto, o un freelancer que necesita recibir pagos, puedes usar Global66.com , una plataforma que te permite enviar y recibir dinero desde diferentes países a un costo bajo y ahorrandote muchas de las comisiones que todas las personas que pertenecen a la comunidad conocen.