Latinoamérica y el dinero: Una mirada desde la aparición de las FinTech. (Parte I/II)


Por: Cristóbal “Toto” Valle

Las diferencias que existen, entre personas y sociedades completas, pueden sorprendernos a la hora de comparar cómo hacemos ciertas cosas. Todos quienes han podido viajar alguna vez fuera de su ciudad o país de origen, seguro tendrán alguna anécdota o experiencia entretenida que contar sobre una observación que les llamó la atención en su visita.

Sabemos que contextos en donde hay diferencias del tipo estructurales, culturales, espirituales, geográficas o incluso climáticas pueden tener marcados efectos en los comportamientos de las sociedades, pero ¿qué tanto pueden llegar a influir? ¿Cómo estas sociedades se diferencian a través de comportamientos y formas de sentir, según sus contextos? y aún más relacionado sobre nuestro tema de hoy ¿Será que pueden llegar a afectar el cómo nos manejamos o nos relacionamos respecto al dinero?

Precisamente sobre eso hablaremos un poco hoy: cómo nosotros, los latinoamericanos, nos relacionamos con nuestro dinero y cómo este tema ha ido evolucionando los últimos años a raíz de la aparición de jugadores FinTech ¡Veamos entonces! 

Disclaimer: Por razones de extensión, no podremos rescatar datos de todos los países que componen este pedacito de tierra etno-geográficamente definido como Latinoamérica, pero sí al menos, las principales economías o aquellas con datos que me parecieron más curiosos de exponer. Aquellos países que no mencionemos, nos quedan pendientes para un próximo post

Antes de comenzar a abordar algunos datos, me parece interesante que comencemos con ponernos de acuerdo con términos básicos. Desde mi formación de psicólogo, no haría honor a mis raíces si no partimos desde entendimientos comunes. 

En primer lugar, ¿qué entenderemos por Latinoamérica? Bien simple. A riesgo de ser perseguido por fanáticos de la historia y geografía, para este post asumiremos que el concepto considera a los países de hablas derivadas del Latín, en el continente Americano. Ahora, somos inclusivos, si algún lector en Francia, Inglaterra, Costa de Marfil o Rusia se siente parte ¡Bienvenido! Esperamos que Global66 ya esté siendo útil para tí o lo sea muy pronto.

Segundo ¿Qué es el dinero? Sólo a fin de entendernos, utilizaremos el término para referirnos a todo bien, con un valor claramente identificable, que es aceptado como un medio de pago para adquirir bienes y/o servicios sea físico o digital. La historia de su origen y evolución se merece un post en sí mismo. Aún así, me limitaré a destacar que en parte, nace debido a las ineficiencias del sistema del sistema trueque. Debo confesar que me da curiosidad saber cómo funcionaba el mundo antes del dinero, pero ya saben, ojo con la curiosidad.

Los actores relacionados al dinero son variados y con diferentes funciones, pero podemos destacar al menos: las personas (Duuuh…) gobiernos, reguladores financieros, bancos, casas de moneda, diversos agentes económicos, organismos internacionales, prestadores de servicios financieros, etcétera, etcétera, etcétera.

Acordados estos puntos de base, es conveniente que revisemos entonces qué aspectos pueden llegar a influir en la forma en la que utilizamos y nos relacionamos con “La plata”. (Latinoamericanos: ¿todos entienden el término?). A mi modo de ver, algunos de los que más pueden influenciar nuestro actuar/sentir al respecto, son los siguientes:

  • Aspectos económicos: Es innegable que algunos indicadores macroeconómicos de cada país pueden llegar a definir en gran medida este tema. No podemos comparar fácilmente la realidad de países desarrollados con, por ejemplo, un PIB per cápita sobre los US$48.000 -como Alemania- con otros países como Camboya donde el mismo no supera los US$2.000. Abundancia y escasez definen comportamientos.

  • Aspectos políticos: De la misma forma que el punto anterior, cada país puede tener una realidad diferente en relación a su forma de conducir la economía y por consecuencia, la forma en que las personas nos relacionamos con este tema. Respecto a este punto pueden verse involucrados gobiernos, bancos centrales y/o internacionales, quienes establecen grandes directrices al respecto.

  • Regulación y Marco Normativo: Aquí se empieza a poner un poco más dinámico el tema en los últimos años. Así como los puntos anteriores podían definir la cancha y las reglas del partido (Para hacer un guiño a los más futboleros, aunque personalmente no lo soy). Los reguladores pueden entrar un poco más al área chica, estableciendo normativas que modifiquen -fomentando, restringiendo o limitando- ciertas conductas de los actores en temas financieros. Los mismos, varían de nombre de país en país, pero comprenden las Superintendencias, Comisiones de valores, Unidades de Análisis Financieros, entre otros. Para ejemplificar a qué me refiero, podemos tomar el caso de la Ley de Inclusión financiera de 2014 (Uruguay) que disminuyó el IVA para quienes utilicen medios de pago electrónico ¿Tremendo incentivo, o no?

  • Tecnología: En los últimos años, lo que más ha revolucionado el mundo y la forma en la que nos relacionamos con nuestro dinero es la tecnología y cómo nos habilita a nuevas posibilidades, formas que antes no conocíamos. Ya veremos más sobre esto.

Aquí necesito hacer un alto. ¿Sabías que Global66 es una Fintech?

Más importante aún ¿sabías que el concepto proviene de la mezcla de las palabras en inglés finanzas y tecnología? Fintech quiere decir entonces, una empresa que presta servicios financieros a través de tecnología. Ok, podemos seguir…

  • Características personales: No todo es contexto y reglas, hay que conocer también que más allá de los grandes números, al final cada persona decide cómo actuar y sentir más allá de su contexto.

Teniendo estas influencias claras… 

Sin duda, en muchos sentidos no somos los más “avanzados”, pero mientras fuimos pioneros en algunos temas, seguimos avanzando firme en otros. Latinoamérica se ha convertido estos últimos años en un centro de innovación e incubación de nuevos productos y servicios financieros que han modificado nuestra relación con el dinero. Esto, se debe a que hemos tenido avances y cambios importantes a nivel regional.

En lo económico, observado de manera agregada, Latinoamérica ha incrementado tendencialmente su PIB Per Cápita. Pasando aproximadamente desde US$7.954 el año 2008 a cerca de US$9.044 el 2018, según datos del Banco Mundial. En la medida que esto siga aumentando, veremos cómo se modifican algunos patrones de consumo, gustos y tendencias.

Por otro lado, ya pasó la época donde las empresas crean productos antes de una necesidad. Hoy las soluciones exitosas comienzan al contrario, desde la detección de un problema real en el mercado, aparecen soluciones que combinan los recursos disponibles para hacer las cosas de mejor forma. Eso aplica 100% en la forma en la que nos relacionamos y manejamos nuestro dinero. Un ejemplo de ello podría ser el caso de las billeteras digitales y/o tarjetas virtuales como lo es MACH en Chile. Casos de éxito a nivel de producto y growth, puesto que detectaron y solucionaron verdaderos dolores de la población.

Ahora, creo que los verdaderos cambios de la región se han producido por la beneficiosa interacción entre diferentes contextos que han evolucionado y realizado modificaciones estructurales. Con esto, no quiero decir que sean los únicos, pero me parece importante hacerles mención. A mi parecer, destacar: reguladores (1), tecnología (2) y un aspecto no mencionado hasta ahora, emprendimiento (3). Hablemos de ellos:

  1. Reguladores: En los últimos años hemos visto cómo estos entes han ido evolucionando hacia modelos cada vez más propicios para la inclusión financiera y el desarrollo de nuevos modelos de negocio, beneficiosos para todo un país. Así, se destacan por ejemplo el buen espíritu de leyes y avances que han desarrollado México con su Ley Fintech o Brasil con sus avances en la creación de nuevas licencias financieras, más livianas y habilitadoras que las tradicionales ¿Más ejemplos? el modelo de SEDPEs en Colombia y/o emisión de tarjetas prepago en Chile.

  2. Tecnología: Ya lo dijimos en otro post, el mundo es exponencial y la tecnología lo es más. Las barreras se disipan y las posibilidades se multiplican. Por ello, aparecen nuevas y mejores ofertas en el mercado para los servicios financieros. Así, las FinTechs han nacido en respuesta a las muchas oportunidades que aparecen en un mercado como el nuestro. Cada región tiene sus particularidades, como señalaba un ejecutivo de KPMG a un diario en Colombia estos días, en Latinoamérica el nivel de desarrollo y foco de las Fintechs se parece más a India y China, donde tienen éxito aquellas empresas que entregan servicios financieros a menor costo y están dedicadas a la población no bancarizada. Un contraste sería Europa donde las Fintechs exitosas son aquellas que encuentran un producto ajustado a las necesidades del cliente y un servicio de primer nivel. Quien quiera leer un muy buen desarrollo de los cambios acelerados en tecnología y otros temas, le recomiendo el libro “Gracias por llegar tarde – Thomas Friedman”.

  3. Emprendimiento: Ahora, no es suficiente que existan normativas habilitadoras, oportunidades de mercado y potente tecnología. Latinoamérica está cada vez más poblada con emprendedores que son capaces de visualizar y conjugar estos elementos en modelos escalables e innovadores. Me quito el sombrero ante empresas como NuBank, Rappi, Ualá, MercadoLibre y MACH. Que a mi modo de ver, han sabido encontrar su mercado y crecer como la espuma. Además, cada vez son más las asociaciones que buscan representar y darle un espacio a este tipo de innovaciones. Mención especial a la asociación Fintech de Colombia y Chile, de quienes he podido observar su dedicación y excelente trabajo para catalizar el ecosistema y beneficiar al cliente y usuario final.

Bien, el camino aún es largo. En Latinoamérica, según los datos del Global Findex, el porcentaje de población familiar que posee una cuenta en una institución formal aún bordea el 50%, muy por debajo del 96% promedio de las economías avanzadas.

Con todo, lo que existe en Latinoamérica hoy es un proceso de cambio. En el cual a través de la conexión de múltiples actores, que visualizan oportunidades para hacer las cosas de una manera diferente, vemos cómo los países van evolucionando en sus estructuras, hábitos y desarrollo en las formas en la que las personas usamos y nos relacionamos con el dinero. En Global66 nos encanta hacer parte de este proyecto y poder entregar a personas de todas partes del mundo, una solución que haga más fácil sus vidas.

Hasta aquí por hoy. En un siguiente post hablaremos más en detalle sobre qué países se destacan por sus niveles de inclusión financiera, penetración de medios de pagos digitales, surgimiento de empresas Fintech y otras grandes innovaciones actuales y futuras. Hasta entonces, bienvenidos los comentarios.

Un abrazo de oso,

Cristóbal “Toto” Valle

Expansión Manager Global66