7 habilidades necesarias en los Equipos Digitales de la era post-digital


Hace ya varios años la tecnología y, específicamente, el desarrollo de Software, tomaron un lugar relevante en la mayoría de las empresas con objetivos que van desde tener Front Ends que brinden experiencias satisfactorias a sus clientes hasta tener Back Ends que implementen eficientemente los productos.

En este contexto es que las empresas comenzaron a poner más atención en los skills que buscaban a la hora de contratar desarrolladores de Software. Comenzamos a ver en aquel momento mucho más foco en habilidades blandas: Capacidad de trabajar bajo presión, ser autónomo, ser capaz de pensar conceptualmente y muchas otras habilidades en esa línea. En lo más duro vimos cómo pasamos de lo general a lo específico; dejaron de ser aceptable esos perfiles donde buscábamos ingenieros en informática que sepan “un poco de todo” si no que comenzamos a buscar lenguajes de programación específicos y a separar mucho más los cargos dentro de los equipos.

Fue así como comenzamos a construir equipos de tecnología mucho más ordenados, mucho más potentes y capaces de entregar mucho más valor a las organizaciones.

Luego vino la transformación digital…

Al poco andar, el concepto de transformación digital se hizo presente con fuerza y lo que en un principio parecía capricho de pequeños emprendimientos, se convirtió en la necesidad y prioridad de muchas empresas sin importar su escala ni su nivel de madurez tecnológica.

Cuando llegó la transformación digital, todos queríamos poner a los clientes en el centro de nuestra estrategia, usar los datos para tomar cada una de las decisiones y tener equipos tremendamente ágiles, flexibles e integrados capaces de ejecutar una estrategia que parecía cambiar con cada nuevo dato que recibíamos.

Fue en ese momento donde nuevamente nos volcamos hacia los perfiles de nuestros equipos de desarrollo de Software. Comenzamos a buscar personas con un potencial de protagonismo mucho más marcado. Personas capaces de “salir” de los equipos tecnológicos y formar alianzas efectivas con las demás áreas que permitan traspasar al resto de la empresa conceptos que hasta aquél entonces eran exclusivos del ámbito tecnológico. En cuanto a las habilidades más duras, ya no bastaban expertos en tecnologías específicas si no que comenzamos a buscar personas fluidas en metodologías específicas que respiren los conceptos de SCRUM, MVP, Lean y varios otros; personas que conozcan frameworks de desarrollo de software muy específicos que aceleren la entrega de productos tecnológicos, conocimientos en desarrollo de app móviles se volvió un must en muchos perfiles.

Luego vino la era post-digital…

Que es la era post-digital? Lo primero que nos viene a la cabeza es que lo digital se acabó y algo nuevo lo reemplazó, nada más alejado de la realidad. La era post-digital es el momento en que las organizaciones dejan de luchar por transformarse hacia lo digital, pues, o ya lo consiguieron, o bien nacieron ya digitales.

En la era post-digital:

1)       Las organizaciones ya no luchan por transformarse, pues ya son realmente digitales: Sus estrategias están construidas en torno a la experiencia de sus clientes, son capaces de recolectar y procesar valiosos datos que conducen cada una de sus decisiones. Tienen procesos ágiles capaces de ejecutar, cambiar, medir y ajustar a velocidades competitivas.

2)       La estrategia tecnológica no es “un proyecto” del área de TI, si no que la empresa tiene una sola estrategia que incorpora lo tecnológico de forma natural, nativa y sin fricciones.

3)       Los equipos de tecnología están mucho más insertos en la empresa. La empresa está familiarizada con la tecnología, con sus personas, sus metodologías y sus conceptos. La empresa ya no requiere relacionadores públicos tecnológicos, ni evangelizadores tecnológicos ni traductores tecnológicos.

Hoy, una organización que ha alcanzado este punto con toda seguridad ya se ha volcado nuevamente hacia los perfiles de sus equipos de tecnología, y ha reinventado el set de skills que un desarrollador de software requiere para formar parte de su organización:

Las llamadas hard-skills necesarias para un desarrollador de Software en la era post-digital…

1)       Agnósticos y expertos en tecnología: en cierto modo nos alejamos de los conocimientos muy específicos y volvimos un poco a lo general. Ya no buscamos personas expertas en algún lenguaje de programación, si no que buscamos personas fluidas en múltiples lenguajes y que tengan una capacidad de abstracción tal que les permita definir cual es el más adecuado para cada contexto y que sean capaces de moverse con fluidez en cada uno de ellos según sea la necesidad.

2)       Expertos en trabajar con Frameworks de desarrollo de Software. En la era post-digital no se desarrolla software que resuelva problemas tecnológicos, es poco común desarrollar tecnología como tal. En la era post-digital se utilizan frameworks que liberan al desarrollador de los problemas tecnológicos para que pueda usar todo su tiempo y foco en desarrollar la experiencia de clientes en el Front o la lógica del negocio en el Back. Un desarrollador de software en la era post-digital no debe enfrascarse en resolver la conexión entre 2 sistemas o el despliegue de una aplicación móvil en dispositivos de diferentes resoluciones. Muy por el contrario, debe ubicar el framework o API que resuelva el problema y dedicar su tiempo a lo específico del problema que intenta resolver.

3)       Capaces de dejar de pensar exclusivamente en el software para comenzar a pensar más bien en el producto. El éxito de un producto de software está determinado en gran parte por el modelo de negocios detrás de él. En la era post-digital sumamos un nuevo factor de éxito que es cuán ágil es la arquitectura sobre la que construimos el software: La arquitectura tecnológica va a determinar en gran parte la capacidad de escalar horizontal y verticalmente, la calidad del servicio y muchos otros aspectos. Los procesos de desarrollo de software van a impactar tremendamente en la calidad del resultado y el time-to-market de nuevas características.  

Las llamadas soft-skills necesarias para un desarrollador de Software en la era post-digital…

4)       Pasar del involucramiento al compromiso. En la era post-digital no basta con que un desarrollador quiera involucrarse en una organización o en un proyecto específico. En la era post-digital el desarrollador debe dejar atrás la idea de que es bueno involucrarse y evolucionar hacia creer firmemente en la necesidad de comprometerse con ello. Cuando los productos de una empresa son tan digitales, un pequeño problema en la plataforma tecnológica: Una mala decisión, un retraso en una entrega o cualquier otro problema pueden impactar significativamente en la empresa. Es aquí donde el desarrollador debe pasar del involucramiento al compromiso.

5)       Pasar de la influencia al liderazgo. En la era de la transformación digital buscábamos personas capaces de salir del contexto de TI para entablar relaciones fluidas y productivas con el resto de la organización. En la era post-digital buscamos personas capaces de ejercer influencia positiva y liderazgo poderoso en el resto de la organización. Capaces de entablar conversaciones que encaucen proyectos e iniciativas que mejoren el producto.

6)       Pasar de vivir en el back office a respirar el front office. En la era post-digital los equipos tecnológicos ya no pueden ir sentados en el asiento del copiloto. Los equipos de TI deben estar continuamente conectados al front office de la empresa. Hoy queremos un camino corto entre las necesidades de los clientes y los desarrolladores de software capaces de suplirlas; desarrolladores de software atento a la realidad de los clientes es la única forma de dar velocidad al proceso que inicia cuando se detecta una oportunidad de mejora hasta que se resuelve mediante software.

7)       Fluidez al interactuar con ejecutivos nivel C. Previo a la transformación digital era muy común ver líderes de equipos de software haciendo de verdaderos voceros de sus equipos hacia el resto de la organización. Habitualmente estos voceros participaban en reuniones con jefes de otras áreas llevando los requerimientos en un sentido y el estado de los proyectos en otro. En la era post-digital necesitamos desarrolladores de software que se desempeñen con soltura en conversaciones con los llamados ejecutivos nivel C (CEO, CFO, CTO, etc); ¿por qué? Porque ahí es en gran parte donde vive la estrategia de la empresa y tener en ese contexto personas tecnológicas es el camino más corto a realmente lograr el time-to-market que la era post-digital exige.

La era post-digital supone un desafío enorme para los tecnológicos. En la era post-digital los tecnológicos ya no son los genios incomprendidos que toda la organización debe seguir ciegamente. En la era post-digital los tecnológicos son personas de las cuales las organizaciones tienen altas expectativas en ámbitos de entrega de productos y satisfacción de los clientes. En la era post-digital los tecnológicos deben tener la entereza de conectar de manera directa con toda la organización, sus clientes y su estrategia.

En Global66 estamos buscando profesionales para la era post-digital, si estás interesado en trabajar en una empresa joven, con mucho potencial de crecimiento, te invitamos a revisar nuestros cargos disponibles.

Leave a Reply